Visitas

lunes, 23 de septiembre de 2013

FSO polonez 1500

La firma polaca tenía claro que si querían hacerse un hueco en el mercado debían desarrollar un producto de diseño moderno y más atractivo. 
Para ello y tras varios problemas de entendimiento con Fiat.

En 1974 llegan a un acuerdo para la fabricación del nuevo modelo. 
La idea era realizar sobre la base mecánica del Polski 125p un automóvil más impactante a la vista y que al mismo tiempo fuera práctico, no excesivamente grande y amplio. 
El diseño correría a cargo de Fiat mientras que FSO sería la encargada de marcas las pautas estéticas y su fabricación.
Tras cuatro años de gestación finalmente en 1978 vio la luz la primera generación del Polonez.



Debido a la mala fama que había tenido el Fiat 125 por su pésima protección a los pasajeros en caso de choque frontal, el Polonez estrenaba una estructura de deformación controlada e incluso cinturones de seguridad con pretensor, un elemento que finalmente no llegó a la producción ya que en aquella época primaba más un bajo precio que la propia seguridad.


Debido a problemas con el suministro de algunas piezas, en 1981 se ven obligados a lanzar una versión más económica sin ciertos elementos de equipamiento y decorativos que curiosamente se convertiría con el tiempo en la más demandada por los usuarios. 
Entre las muchas cosas que fueron "quitadas" podemos destacar el limpia posterior, cenicero, toma de corriente, asiento posterior partido, molduras pintadas, luneta térmica, faros antiniebla e incluso los reposa-cabezas.



En 1986 la marca vuelve a revolucionar el mercado con el lanzamiento del Polonez 1.5i Turbo. 

Desarrollaba únicamente 105 CV pero destaca por su "patada" y el empleo de la inyección electrónica. 
Para la exportación había una variante catalizada con 95 CV. 
Pese a que se fabricó en grandes series, nunca alcanzó el éxito de los bloques sencillos (1.5 de 82 CV, 1.6 de 87 y 2.0 de 105) debido a su alto coste. 
Estos motores formaron parte de la gama hasta 1991, momento en el que la legislación obliga a reducir el nivel de emisiones.

Precisamente fue en ese mismo año cuando llegó el primer motor diésel de comercialización masiva. 
Para no tener los mismos problemas sufridos en el pasado, se optó por comprar los bloques a Peugeot, en concreto el XUD9A 1.9 TurboD de 92 CV.
Posteriormente también se ofrecería este mismo pero sin sobre-alimentación y una potencia de 65 CV.

La miniatura es de Fran Models, con caja negra.














Un saludo y hasta la próxima.

7 comentarios:

  1. Recuerdo vagamente este modelo, no me resulta desagradable para nada y parece una copia de nuestro Chrysler 150 un poquito más modernizado.
    No queda mal en naranja.

    Saludos, una miniatura muy original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos Antonio, en único que he visto era por madrid, y ya hace muchos años.
      Cierto es la semejanza con el Chrysler 150, a mi me recuerda mas al R-16.
      Me alegra que te haya gustado

      Un saludo

      =))

      Eliminar
  2. muy interesante, conocía la miniatura pero no sabía nada de la historia.
    y jampás me hubiera imaginado que abajo de toda la chapa había un fiat 125!
    siempre es bueno seguir aprendiendo, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es compi, debajo de toda chapa hay una historia, y la de este FSO, no deja de seer curiosa.
      Me alegra que de con cada uno de los modelos que entre todos mostramos, se vaya aprendiendo siempre algo nuevo

      Un saludo y encantado de que te haya gustado

      =))

      Eliminar
  3. Lindo autito, lo que más me gusta es la combinación de anaranjado con negro.
    Bello europeo del este.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Juanh, me alegro que de os guste.
      Hacemos uno en versión Rallye¿?

      Seguro que os gustaría mas

      De todas formas gracias por la visita


      Un saludo

      =))

      Eliminar
    2. ¡O de pista!
      Seguramente, alguno corrió.
      Abrazos!

      Eliminar