Visitas

miércoles, 23 de abril de 2014

SIMAR T-100 1955

La empresa Ginebra Precision SA, venía trabajando durante la guerra de 1914-1918, como subcontratista de Pic-Pic (Piccard y Pictet).

En  1918, dos de los accionarios de Ginebra industrial, los señores Faesch y De Saugy, adquirien las licencias del Sr. Von Meyenburg de la compañía Motorkultur AG de Basilea 

quien era dueño de la patente de este último). 

Estas licencias se utilizan para producir apeos para la labranza.

Fueron así produciendo prototipos de tractores de tres ruedas, equipadas con una fresa. 

Estos tractores son voluminosos impulsados ​​por un motor (de unos 25 CV) y cuatro cilindros, según algunas fuentes o motores de cuatro cilindros Mégevet, según otros.

Estos prototipos, demasiado pesados y demasiados caros de producir, fueron abandonados y, después de muchas dificultades, la empresa Simar, que sucedió Precision SA construye, pequeños agricultores de gran exito.

A continuación, esta idea fue tomada después de la gran crisis de 1929 y esto llevó al tractor "equilibrio" Simar Tipo 100.
El principio de funcionamiento del tractor y en particular su levantamiento se creía antes de la guerra de 1939 a 1945 y por lo tanto sin necesidad de utilizar sistemas hidráulicos, como en el sistema de Ferguson.

Cuando se ponen en producción, el T-100 fue accionado para la mayoría de las unidades construidas por un motor de alimentación de 12 caballos de fuerza lateral de cuatro tiempos y 

660 cm3.

El motor, fabricado por Simar, fue diseñado por Motosacoche.
Una serie de ocho tractores se fabricaron con un motor diésel de dos tiempos y de tres cilindros que triunfo en Alemania.

Estos tractores pequeños han interesado durante mucho tiempo a un industrial estadounidense, el  Señor René Mozer, y él había sido el proyecto de construcción de una fábrica en Francia en Luneville. 

Según Jean-René Dufour, a quien debemos la información en el texto anterior, la producción del

T-100 se paralizada debido a una pequeña demanda del mismo con lo cual aumenta los costos 

de la prestación del sistema hidráulico de elevación Ferguson (patente de dominio público) 
Ya que había que pagar un canon sobre las patentes y esta no era suficiente para los costos de producción, así como la muerte prematura de René Mozer, alrededor de 1955.












La miniatura es de Universal Hobbies para el coleccionable de tractores del mundo.


Un saludo y hasta la próxima.

1 comentario:

  1. ¡La pulga verde! Muchos se asombrarían de que tanto detalle quepa en apenas 55 mm.
    Es una verdadera belleza , y todo un reto para ubicarla en la vitrina y que se vea.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar